¿Es conveniente utilizar chupete?

Me decía una madre: “los chupetes deberían llevar manual de instrucciones porque si no, cada uno lo ponemos cuando nos viene en gana. Tengo un vecino, que con cuatro años aún utiliza el chupete a todas horas y una compañera de trabajo que no se lo quiere poner a su hija. Total, que una no sabe qué hacer”.

Seguir leyendo

El niño que espera, desespera. ¿Y si eso se pudiera cambiar?

En el supermercado había dos mujeres hablando. Junto a ellas, estaba un niño de unos cuatro años que no paraba de decir en tono casi robótico: “mamá”, “mamá”, “mamá”, “mamá”, “mamá”, “mamá”, “mamá”, “mamá”, “mamá”… Tranquilamente ha podido repetirlo unas veinte veces. No es la primera vez que ocurre una escena similar con un niño que repite insistentemente: “quiero agua”, “quiero agua”, “quiero agua”, “quiero agua”, “quiero agua”, “quiero agua”, mientras su padre está hablando con alguien. Ni siquiera “¿me das agua por favor?”, sino “quiero agua”.

Seguir leyendo

Yo sí puedo, ¡tú no me dejas!

Vamos a imaginar un niño o una niña que ha empezado a andar hace escasos dos meses y llega al parque queriendo hacer un despliegue de habilidades para demostrar las cosas que sabe hacer. Porque es sábado, y es el día en que sus abuelos vienen a verle. Así que el niño está contento porque es el “rey de la fiesta” y todas las atenciones giran en torno a él. Tanto que se siente capaz de experimentar y se dirige hacia las escaleras con la idea de subir al tobogán.

Seguir leyendo
1 8 9 10