Tú que eres madre…Aprende a descansar

Permíteme que te cuente que soy madre, soy mujer, soy persona. Permíteme que te diga que por mis hijos doy la vida, que lo son todo para mí y que no hay amor más grande que el que siento por ellos. Permíteme que te explique qué sus sonrisas son mis sonrisas, que sus llantos son mis llantos y que sus alegrías son tan suyas como mías. Permíteme decirte que me desvivo cada día y cada noche para intentar darles lo mejor. Para darles cariño, compresión, apoyo y educación.

 Pero entiéndeme, que soy mujer, que soy persona y que también me estreso cada día. Entiéndeme que el día no tiene las horas suficientes para hacer todo lo que necesito y aún así lo hago. Entiéndeme que también me frustro y me disgusto cuando una pequeña acción como ponerse las zapatillas se convierte en conflicto. Entiéndeme que es tanta la responsabilidad que siento… que a veces me angustio. Que a veces me agobio. Que a veces lloro.

Seguir leyendo

Mi hijo me muerde. Me hace daño

Tengo un bebé precioso al que le están saliendo los dientes y me muerde. Intentó utilizar con él remedios naturales y facilitarle una zanahoria del frigorífico para facilitar el proceso de dentición, tal y como recomiendas. Nos estamos arreglando bastante bien pero se alimenta con lactancia materna  y he sufrido dos mordiscos. Dos dolorosos mordiscos que me han dejado una pequeña herida que aún tiene que curarse.Mi pregunta es cómo debo reaccionar ante un caso así. Me han aconsejado que le riña y que le diga que me hace daño. ¿Qué debo decirle?

Seguir leyendo

¿Qué hacer cuando un niño molesta al tuyo en el parque?

Hoy he ido al parque con mi hija. Le encanta subir y bajar por el tobogán  y jugar con otros niños. Así que enseguida se ha acercado donde dos niños que jugaban y entre los tres se han entendido bastante bien. Al rato, se ha incorporado otro niño de la edad, que ha venido a enturbiar el buen ambiente. Ha comenzado a ponerse en medio del tobogán y a decirles: “tú no puedes bajar”, “no te dejo bajar” y cosas del estilo. El caso es que ni bajaba ni dejaba bajar. Estaba… haciendo atasco.

Seguir leyendo

¡Adultos! respetad a mi hijo. Te dice NO

Esta semana he recibido la siguiente consulta: “Debo tener un hijo que llama la atención porque hay veces que voy con él a la calle, y hay gente que se le acerca, que se le arrima… demasiado. Puede ser por ejemplo en la cola del supermercado, mientras estoy poniendo las cosas en la cinta para pagarlas. Es frecuente que quien está detrás esperando, se arrime a mi hijo para hacerle “la gracia”, para tocarle la cara… Y es una situación tensa, porque mi hijo no le conoce y no le gusta. ¿Cómo puedo resolverlo?”.

Seguir leyendo