¿Cómo explicamos la muerte?

Ahora mismo, no concibo nada más doloroso que perder a un padre. Puede ser igual de doloroso que ocurra con una madre o con otro familiar cercano, pero hoy lo veo así. Porque a veces las emociones nos tocan hondo, y otras veces, nos llega tanto el sufrimiento de un primo que acaba de ver morir a su padre, que su dolor y su sufrimiento conecta con el nuestro. Y lo sentimos. Y sufrimos con él. Y le abrazamos, sin querer soltarle, para que sepa que aunque las cosas van a ser diferentes, estamos ahí.

Seguir leyendo

¿Qué siente mi hijo?

Los padres nos preocupamos, y lo hacemos a menudo. Bien sea porque está enfermo, porque se ha dado un golpe o se ha disgustado, porque no ha comido o no duerme bien, porque llora, porque ha pegado o ha recibido…o sencillamente porque tenemos dudas de si podríamos hacerlo mejor. El caso es que la preocupación va ligada a la paternidad, y en su justa medida no tiene por qué ser mala. Se puede ser más o menos tranquilo, pero todos los que somos padres sabemos lo que se siente.

Seguir leyendo

9 recomendaciones para un sueño reparador

Una de las cosas que más nos preocupa como padres, porque interfiere de forma directa en la calidad de vida familiar, e incluso en nuestra salud, es el modo en que duermen nuestros hijos. En ocasiones, nos quejamos de que les cuesta conciliar el sueño o de que cuando lo hacen tienen despertares nocturnos que resultan agotadores. A continuación, señalamos nueve recomendaciones a la hora de acostar a nuestros hijos que les facilitarán un sueño reparador:

Seguir leyendo

¿Es conveniente utilizar chupete?

Me decía una madre: “los chupetes deberían llevar manual de instrucciones porque si no, cada uno lo ponemos cuando nos viene en gana. Tengo un vecino, que con cuatro años aún utiliza el chupete a todas horas y una compañera de trabajo que no se lo quiere poner a su hija. Total, que una no sabe qué hacer”.

Seguir leyendo

Cambiar de actividad sin liarla

Estamos disfrutando de la tarde, junto a nuestro hijo, que lo está pasando genial. Puede ser que esté pintando, viendo dibujos en la tele o corriendo por el parque, pero… llega un momento que hay que romper la magia porque es la hora de irse y hay que hacer otra actividad. Esta situación nos genera tensión, ya que, no queremos que se estropee el ambiente positivo y finalizar con un recuerdo desagradable.

Seguir leyendo

El niño que espera, desespera. ¿Y si eso se pudiera cambiar?

En el supermercado había dos mujeres hablando. Junto a ellas, estaba un niño de unos cuatro años que no paraba de decir en tono casi robótico: “mamá”, “mamá”, “mamá”, “mamá”, “mamá”, “mamá”, “mamá”, “mamá”, “mamá”… Tranquilamente ha podido repetirlo unas veinte veces. No es la primera vez que ocurre una escena similar con un niño que repite insistentemente: “quiero agua”, “quiero agua”, “quiero agua”, “quiero agua”, “quiero agua”, “quiero agua”, mientras su padre está hablando con alguien. Ni siquiera “¿me das agua por favor?”, sino “quiero agua”.

Seguir leyendo