Papá, ¡quiero ser tu regalo!?

papá padre, día del padre regalo

Papá, cuando me sonríes, se me para el mundo, y me quedo sólo contigo.  Es lo más bonito que veo cada mañana, cada tarde, y cada noche, tu sonrisa. Tu sonrisa que me dice que eres feliz junto a mí, que me quieres, y que pase lo que pase vas a estar aquí.

Cuando construyo una torre, hago un dibujo o lanzo un balón y me miras con orgullo y satisfacción, pienso que aún lo puedo hacer mejor.

Cada vez que juegas conmigo, que me haces reír, que vienes a por mí, incluso cuando me riñes, sueño con que nunca me faltas y nunca dejes de ser mi padre.

Cuando me abrazas, me siento querido, protegido, y me siento fuerte, capaz de hacer cosas, porque sé, que aunque me caiga, estarás a mi lado para apoyarme,  sé que aunque me equivoque, habrás entendido que he aprendido.

Por eso, regálame tu tiempo, regálame tu cariño cada vez que puedas, y ven a jugar conmigo, porque así me haces feliz, así me enseñas el valor de estar junto a ti. No me digas que tienes que hacer cosas, dame la oportunidad de hacerlas junto a ti. No me apartes sin mirar todo lo que puedo aportar y todo lo que me puedes dar. No me dejes crecer separado de ti. Déjame ser tu ilusión y regalarte mi cariño, mi compañía y mi forma de ver la vida. Déjame ser tu regalo cada día. Papá, te quiero.

Te quiero hoy y te querré siempre

firma2

Te podría interesar.

5 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*