Ester Llopis: “Debemos buscar herramientas para no hacer daño”

Ester-Llopis-690x455

Hoy he tenido el placer de hablar con Ester Llopis, una mujer que sabe que lo sano no es evitar la rabia, sino liberarla. Os invito a conocerla:

Hola Ester, háblanos un poco de ti

Hola, soy mamá de dos niñas y este cuento forma parte de mi evolución como mamá y como persona. Llevo algunos años en “modo desaprendo”, vaciando la mochila que año tras año se ha ido llenando de cosas innecesarias. No está siendo fácil, ni rápido… pero gracias a mis hijas he podido iniciar esta desactivación del piloto automático para vivir más feliz y consciente. Y aunque la estructura social no permita moverse fácilmente en esta situación, seguiré intentándolo y… ¡hasta dónde llegue!

¿Cómo surgió la idea de escribir “El cojín de Martina repentina”?

El cojín de Martina Repentina” surgió en el sofá de casa,el-cojin-de-martina-repentina-33-200x300 tras una discusión y dos gritos repentinos, de esos gritos que salen sin previo aviso y nos dejan desconcertados. Tras ese momento me senté en el sofá y, pasados unos minutos, mi hija se sentó junto a mí. Estuvimos hablando de lo que había pasado y cómo nos habíamos sentido. Rabia, arrepentimiento, reflexión y búsqueda de soluciones. Fue entonces cuando tuvimos la idea de coger un cojín y escribir sobre él: “El cojín de los gritos”, para no volver a gritarnos.

¿Cuál es el objetivo del cuento?

El cojín de Martina Repentina, es un escudo para la comunicación violenta, un símbolo para decir “no”, para decir “a mí no me grites, si tienes ganas de gritar, coge el cojín de Martina”. Es a su vez un elemento canalizador de la rabia, para animar a que ésta se exprese con total aceptación y libertad. Este recurso es también una herramienta para que los adultos puedan acompañar este momento con el mayor respeto y atención posibles, sin juicios ni limitaciones.

El cojín en el sofá de casa hace la función de recordar todas estas cosas y ayudar a que la comunicación de nuestras emociones sea lo más saludable posible.

Martina también cuestiona estilos de vida cargados de prisas, obligaciones y escaso tiempo de juego, con el objetivo de reflexionar sobre factores que no favorecen el desarrollo saludable de los niños.

¿Qué nos puedes decir sobre la guía “Cómo acompañar a nuestros peques en días veloces y enfadados”?

Durante mucho tiempo he intentado distraer y evitar el enfado y la rabia de mi hija, hasta que encontré una fórmula clave para la comprensión de esta emoción tan intensa. Aceptar y acompañar; de esto trata la guía, de acompañar los procesos emocionales desde el respeto y la aceptación. Si yo me siento rabiosa y se acerca alguien a decirme… “no pasa nada, ya pasará, no te enfades…” esto no me ayuda, esto simplemente, me molesta. Sin embargo acompañarme es estar a mi lado, sin juzgar, sin limitar, escuchándome y sintiendo tu cercanía.

El cuento se quedaba cojo sin esta visión del acompañamiento de la rabia y por esta razón llamé a Laura Díaz de Entresotos, para la redacción de esta guía. Ella ha sido uno de los pilares clave en la educación de mis hijas, y me hacía mucha ilusión que pudiese acompañar al cuento de Martina.

Qué bien suena acompañar en las emociones y qué sano y necesario es para los niños. ¿Qué les dirías a los padres que tienen dudas del resultado de volcar sus emociones en un cojín?

Que lo prueben, y si no les funciona, que busquen otras manera de descargar su ira, porque todos tenemos un momento límite y debemos buscar herramientas para no hacer daño al que tenemos enfrente. Martina propone otras maneras de liberar la emoción, yo me quedo con los gritos en el cojín, la lucha de almohadones y la danza.

¿Recomendarías alguna estrategia para esos días en que las prisas y la impulsividad se juntan?

Abandonar el reloj.

Si, deberíamos probar más a menudo. ¿Hay algún otro proyecto en el que Martina quiera ayudar con las emociones?

Sí, está en mente y ya escrito. Es un cuento en el que Martina continuará de protagonista de una historia, esta vez con lágrimas. Sefelinda seguirá con la ilustración de los personajes y Laura Díaz de Entresotos con la guía. Espero poder contaros más cosas pronto!!

Ester, muchísimas gracias por habernos dedicado unos minutos de tu tiempo, y por acercarnos una forma alternativa de canalizar la rabia. Un abrazo y hasta la próxima.

 

firma2

Te podría interesar.

2 comentarios

  1. Me ha encantado! Me parece una idea buenísima para canalizar la rabia, y totalmente de acuerdo en aceptar y acompañar. Los niños necesitan expresar todo los que les pasa porque aún no razonan como los adultos. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*