La lactancia materna es una gran beneficiaria del sueño saludable

Hoy compartimos espacio con María Berrozpe, una mujer que es madre, Doctora en Biología y que ha realizado numerosas investigaciones sobre el sueño infantil y las ha puesto en papel para que podamos disfrutar de ellas.

Hola María, cuéntanos algo de ti

Pues soy una mujer de 46 años, madre de tres niños, Doctora en Biología y Máster en Investigación social de la comunicación científica. Como a muchísimas más mujeres, la maternidad cambió completamente mi perspectiva de la vida y ahora siento una enorme curiosidad por todo lo concerniente a la biología de la crianza y la salud primal.

¿Cómo surgió la idea de escribir “Dulces sueños“? 

Dulces sueños es el resultado natural del Blog “El debate científico sobre la realidad del sueño infantil”,  que publiqué en el año 2012 y que ha sido actualizado y revisado hasta este mismo año, cuando me decidí a poner orden y concierto en toda esa información y realizar tres grandes proyectos con ella. El primero ha sido el libro. El segundo un curso en colaboración con Rafi Lopez de “Dormir sin llorar” e Isabel Fernandez Del Castillo de Terra Mater. Y el tercero, la publicación de un par de artículos científicos en revistas especializadas.

Los niños necesitan nuestra presencia a su lado durante el sueño para sentirse seguros

¿Hay alguna relación entre el número de despertares de los niños que duermen solos frente a los que practican el colecho?

Algunos investigadores aseguran que los niños que duermen colechando se despiertan más, mientras que otros aseguran que lo único que pasa es que los padres se enteran más de los despertares. Yo me inclino más por esta segunda opinión.

¿El tipo de alimentación puede influir en el número de despertares nocturnos?

Se sabe que los bebés amamantados se despiertan más veces, pero eso no significa que duerman menos o peor. De hecho, la lactancia materna es una gran beneficiaria del sueño saludable, ya que su composición sufre variaciones circadianas destinadas a favorecer el sueño en las horas nocturnas.

Sobre la idea de no acostumbrarles a comer a la noche para que no se despierten

opinas…

Que hay edades en las que la alimentación nocturna es necesaria e incuestionable. Decidir hasta cuando esto es así es un tema conflictivo… unos pediatras dirán una cosa y otros otra. Yo preferiría que no se hicieran generalizaciones y que cada madre observe a su hijo para saber qué es lo que realmente necesita por la noche. Ninguna ciencia médica puede darte toda la información que te está trasmitiendo tu hijo.

En cuanto al momento previo a acostar… ¿hay algo que recomiendas hacer o evitar?

Evitar luces artificiales y pantallas. Algunos tipos de luz y las pantallas especialmente, son capaces de engañar a nuestros relojes internos. A medida que se acerca la hora de acostarse es bueno ir bajando la actividad, el ruido y la iluminación. Dar la oportunidad al cuerpo de acoplarse al ritmo natural de la naturaleza.

Hay edades en las que la alimentación nocturna es necesaria e incuestionable

¿Por qué no todos los niños duermen el mismo número de horas?

Porque en las necesidades de sueño individuales influyen muchos factores. Existe una gran variabilidad entre niños en cuanto al número de horas de sueño que necesitan y la velocidad a la que van madurando su patrón de sueño. Muchos profesionales actualmente abogan por no generalizar y estudiar bien a cada niño antes de dar consejos a sus padres sobre cómo mejorar el sueño.

¿Alguna recomendación para ese momento en que nuestro hijo se despierta a la

noche?

Si lo tienes cerca de ti él no necesitará despertarse completamente para asegurarse de que estás cerca y se dormirá con más facilidad. Lo malo es tenerlos lejos y que necesiten despertarse totalmente para llamar nuestra atención. Los niños necesitan nuestra presencia a su lado durante el sueño para sentirse seguros. Eso es una necesidad natural. Con el tiempo irán aprendiendo que también están seguros en la habitación de al lado, pero para eso necesitan una madurez que como bebés no tienen.

¿Qué les dirías a aquellas personas que creen que ayudar a conciliar el sueño es

“vicio”?

Que requerir la presencia de la madre para sentirse seguro y abandonarse al sueño es el comportamiento natural y saludable. El vicio es el nuestro, que se lo negamos por simples determinantes culturales.

Qué palabras tan bien dichas María. ¿La calidad del sueño puede afectar al estado emocional del niño?

Por supuesto. Precisamente la prueba de que un niño no está durmiendo bien no lo dice tanto el número de horas que duerme o de despertares nocturnos que sufre, como su estado durante la vigilia. Si está cansado, de mal humor, somnoliento, etc., es evidente que hay un verdadero problema de sueño que debe solucionarse. Ahora, dejarle llorar para obligarle a aprender a “autoconsolarse” nunca debería ser la solución. En realidad, este procedimiento podría llegar a enmascarar las verdaderas causas del problema de sueño y resultar finalmente “peor el remedio que la enfermedad”.

¿Qué opinas sobre las siestas?

Que son geniales. A mí todavía me gusta echármelas.

¿Existe el sueño patológico infantil?

Por supuesto que existen patologías del sueño infantil. Pero el “insomnio infantil por hábitos incorrectos” no es una de ellas. Al menos no es una patología del niño. Yo diría que es una patología de la sociedad.

A aquellos padres que se desesperan porque sus hijos no duermen de tirón les

dirías…

Que todo llega y el día que duerman del tirón echarán de menos aquellas épocas en las que no lo hacían. Y que mientras llega, ayuda y facilita mucho el sueño nocturno de todos mantenerse en contacto con el niño, que al fin y al cabo es lo único que realmente está pidiendo.

Muchísimas gracias María por darnos unas respuestas tan útiles y concretas y por haber dedicado tu tiempo a investigar un tema que tanto preocupa a los padres. ¡Hasta pronto!

Puedes adquirir el libro de María Berrozpe aquí:

 

Te podría interesar.

2 comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*