Lo que debes saber antes de elegir su regalo

Navidades, Papa Noël, Olentzero y Reyes Magos en camino. Nos encontramos delante de las estanterías de una juguetería con cien mil juguetes “mirándonos”, a cada cual más bonito, más ideal para nuestro hijo o hija. Y nunca sabemos dónde está el límite entre pasarnos y quedarnos cortos, entre acertar o no…, así que con mucha ilusión, vamos seleccionando lo que creemos que será útil, divertido, educativo… Pero ¿qué criterio debo seguir para elegir un juguete?

Seguir leyendo

Cuatro ideas que evitarán una rabieta

“Por favor, ayúdame. Tengo un hijo de 19 meses y ha empezado con unas rabietas tremendas. Empieza a llorar al subirle en la silla, al cambiarle el pañal, al vestirle… El día se me hace muy cuesta arriba porque cuando empieza a llorar puede estar media hora sin parar y no sé cómo ayudarle. Me angustio muchísimo”.

Seguir leyendo

12 pasos para dejar el pañal

Ese momento en que nuestro bebé de diez meses anda gateando por el parque, y con esa curiosidad innata por explorar su entorno que le caracteriza, nos muestra en su mano a cual trofeo, un chicle chupado que ha encontrado en el suelo. Y esa madre que reacciona corriendo como si estuviese en peligro de muerte y le dice: “¡Eso es caca!”.

Seguir leyendo

Se mancha mientras juega ¿Qué hago?

Domingo a la tarde y soleado. Hemos comido con la familia, y después nos acercamos al parque más lleno de todos, y no es precisamente porque tiene unos columpios última generación, sino porque tiene dos requisitos que para un día como hoy, nos han parecido interesantes: tiene cafetería con terraza y una tienda de chucherías.

Seguir leyendo

¿Cómo explicamos la muerte?

Ahora mismo, no concibo nada más doloroso que perder a un padre. Puede ser igual de doloroso que ocurra con una madre o con otro familiar cercano, pero hoy lo veo así. Porque a veces las emociones nos tocan hondo, y otras veces, nos llega tanto el sufrimiento de un primo que acaba de ver morir a su padre, que su dolor y su sufrimiento conecta con el nuestro. Y lo sentimos. Y sufrimos con él. Y le abrazamos, sin querer soltarle, para que sepa que aunque las cosas van a ser diferentes, estamos ahí.

Seguir leyendo

¿Qué siente mi hijo?

Los padres nos preocupamos, y lo hacemos a menudo. Bien sea porque está enfermo, porque se ha dado un golpe o se ha disgustado, porque no ha comido o no duerme bien, porque llora, porque ha pegado o ha recibido…o sencillamente porque tenemos dudas de si podríamos hacerlo mejor. El caso es que la preocupación va ligada a la paternidad, y en su justa medida no tiene por qué ser mala. Se puede ser más o menos tranquilo, pero todos los que somos padres sabemos lo que se siente.

Seguir leyendo