“El juego permite al niño gestionar su estado emocional”

psicomotricidad, educacion, niños, emocional, emociones

Vanessa Casals del Centro Moa de Psicomotricidad Relacional y Terapia Infantil, Doctora Cum Laude, especialista en atención temprana, psicomotricista, y ante todo, una persona que entiende el juego en el niño como una necesidad básica.

Hola Vanessa,cuéntanos algo de ti

Pues soy una persona divertida, alegre, responsable y con una mente inquieta. Podríamos decir que hasta hiperactiva. De pequeña quería ser neurocirujana pero poco a poco lo fui descartando por distintos motivos. A día de hoy, he conseguido impactar en el cerebro de los niños pero desde fuera, de una forma humana, cálida, a través del juego y trabajando en equipo junto a las familias. Analizando mi trayectoria académica y profesional me siento muy afortunada por haber tenido grandes maestras que me han guiado, enseñado y que a fecha de hoy, siguen haciéndolo.

“El juego es una de las herramientas mas potentes, útiles y efectivas para la intervención en infancia”

¿Qué tipo de intervención llevas a cabo en tu práctica profesional?

Mi formación base está relacionada con educación, soy maestra de educación especial y psicopedagoga, pero mis inquietudes y mi formación de postgrado han estado más relacionadas con la intervención terapéutica, es decir, la dirigida a niños que presentan situaciones de desafío -en su desarrollo evolutivo, a nivel emocional, etc.- Así, además de acudir a mis conocimientos sobre pedagogía y psicología, me he formado en otras metodologías que guían mi intervención -Modelo DIR®/DIRFloortime®, Psicomotricidad, Terapia Psicomotriz y Atención Temprana-.

A fecha de hoy, sumo y fusiono todo lo que sé y lo pongo al servicio cada niño y su familia. Así, las señas de identidad de mi intervención son el juego, la no directividad o la menor posible, la motivación, la observación, el soporte sensoriomotor de la sala de psicomotricidad, la consideración de la individualidad, la participación activa y entrenamiento a las familias y la coordinación con otros profesionales.centro-moa educacion emocional psicomotricidad

¿Qué es la Atención Temprana?

La Atención Temprana se define como el conjunto de actuaciones dirigidas a niños en situación de riesgo en su desarrollo o con discapacidad. Incluye la intervención en 3 niveles que van desde la prevención, la detección y la intervención y los agentes implicados son los servicios educativos, sanitarios y sociales.

En España contamos con el Libro Blanco de Atención Temprana que incluye los elementos y directrices básicas. A pesar de tener un marco de referencia amplio e inclusivo, este abordaje está inmerso en una situación un tanto reduccionista y a nivel social se considera que la Atención Temprana es la atención directa o sesiones de estimulación dirigidas a niños con desafíos ya confirmados. Así, están menos presentes, pese a su importancia, la prevención y la detección precoz.

“Aún hay mucho mucho trabajo por hacer por parte de las instituciones públicas para ofrecer una Atención Temprana de calidad”

img_0059Uno de los agentes que tiene el potencial de desarrollar esta gran labor son los centros educativos 0-3, pues abarcan los 3 niveles de intervención en un momento de la vida de los niños en el que el cerebro es más moldeable y se conseguirían los mejores resultados. En España, aún queda mucho trabajo por hacer por parte de las instituciones públicas para ofrecer una Atención Temprana de calidad y sin listas de espera.

¿Qué niños deberían beneficiarse de la Atención Temprana?

Todos, absolutamente todos. Desde la visión más amplia de la AT, el trabajo en prevención es fundamental. Así, desde los servicios de pediatría, escolares, sociales, etc. se debe favorecer el correcto desarrollo evolutivo y se deben implementar programas rigurosos de detección de situaciones de riesgo para poder intervenir, en caso necesario, lo antes posible pues los beneficios serían mayores.

¿Qué es la psicomotricidad relacional?

Es una práctica vivencial que favorece el desarrollo global -motor, cognitivo, social, emocional, lenguaje, autonomía- a través del movimiento libre y espontáneo, en sus interacciones físicas, simbólicas y cognitivas con el medio. Durante las sesiones el Psicomotricista interviene desde la escucha y el respeto permitiendo que cada niño de desarrolle a su ritmo y favoreciendo la evolución de las posibles dificultades. Se puede intervenir a nivel educativo, reeducativo y terapéutico. La psicomotricidad terapéutica constituye una especialidad menos conocida dentro de psicomotricidad y requiere de formación específica pues aborda situaciones más delicadas derivadas de dificultades en el área emocional, social, cognitiva, motora, etc. Se lleva a cabo en sesiones individuales o de parejas en función de cada caso.

“El Psicomotricista interviene desde la escucha y el respeto”

¿Es posible reeducar a través del juego?

El juego es una de las herramientas mas potentes, útiles y efectivas para la intervención en infancia tanto en situaciones educativas, reeducativas como terapéuticas. Son distintos los abordajes que se basan en el juego y que aprovechan sus beneficios. Cuanto más son las dificultades de aprendizaje, más significativas y motivantes deberían ser las propuestas y al respecto el juego cumple con condiciones para ser el mejor soporte. Los niños quieren jugar, es algo instintivo en ellos, es su forma de aprenderse a sí mismos y a su entorno. Si todos los niños necesitan jugar, los niños con desafíos más aún, y lamentablemente son quienes menos lo hacen.

¿Hay alguna relación entre el estado emocional de un niño y la forma en que se mueve, interactúa y juega?

Si, la conexión emoción y cuerpo es bien conocida y en los niños, que tienen menos filtros, todavía más. Pueden llegar a ser libros abiertos. Una de las maneras de leer al niño son los denominados parámetros psicomotores, es decir, elementos a observar y sobre los que llevar a cabo el razonamiento clínico y así conocer la situación del niño. Algunos de ellos son: mirada, voz, respiración, postura, tono, lenguaje, uso del espacio, etc.Psicomotricidad niños

“En la Atención Temprana el trabajo en prevención es fundamental”

Por ejemplo, ver a un niño jugar de forma arriesgada, con una mirada esquiva y subiendo la voz nos puede indicar cierta intranquilidad, tensión, necesidad de contención, enfado. Un niño que rechaza jugar en un determinado entorno nos podría estar avisando de miedo, inseguridad, baja autoestima… Es bien importante que al observar no nos quedemos únicamente con las conductas, especialmente cuando no son adecuadas, sino que profundicemos, sin juzgar, para conocer que está motivando esa conducta y así ofrecer una ayuda efectiva.

Una intervención adecuada en el juego, ¿influye de alguna manera en otras áreas del niño?

El tipo de intervención que yo llevo a cabo está basada en el juego y tiene unos objetivos muy claros relacionados con el desarrollo infantil global y con el desarrollo y el estado emocional. Así, todas las áreas del desarrollo están contempladas en mayor o menor medida en función de la edad y de las características y necesidades de cada niño. Si aludimos a los efectos de juego, sabemos que tiene poder relajante, catártico y simbólico que le permite al niño gestionar su estado emocional y además le genera una sensación de bienestar que se lleva consigo a su entorno familiar y escolar.

“La psicomotricidad relacional permite intervenir a nivel educativo, reeducativo y terapéutico”

Sobre la valoración psicomotriz de un niño… ¿la consideras conveniente o imprescindible?

Depende de la situación. Pensemos inicialmente en un grupo de niños que reciben psicomotricidad en la escuela o en el colegio. Todos ellos se beneficiarán del seguimiento que el profesional, correctamente formado, llevará a cabo sobre su desarrollo psicomotor. A partir de ahí, podrán detectarse señales de alarma que indiquen la necesidad de una valoración más exhaustiva. Es en este momento en el que dicha valoración se hace imprescindible para concluir acerca de la situación y establecer los objetivos y estrategias de intervención terapéutica.

Una emoción que todo niño debería sentir…

Amor incondicional.

El momento más emocional para Vanessa es…

El haber podido acompañar a mi madre durante su enfermedad y ayudarla a irse en paz. Me llenó de amor y energía.

Sin duda, un momento emotivo. Muchísimas gracias Vanessa  por dedicarnos parte de tu tiempo y por darle valor al juego en los niños. Un abrazo y hasta la próxima.

firma2

Te podría interesar.

3 comentarios

  1. Me ha encantado este artículo!!! yo utilizo mucho el juego para observar a mí tesoro y saber como se siente. En los momentos difíciles que atravesamos con la entrada al cole, para mí fue fundamental.

    Me parece muy importante lo que decís de observar y no juzgar.

    Gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*