Déjale ser niño. Descubre porqué tu hijo abre así los regalos

Noche de Reyes Magos, de Papa Noel o de Olentzero. Los niños han preparado un par de platos con turrón y alguna otra sorpresa, por si  vienen con sed, y por supuesto, algo que puedan comer los caballos y los camellos, eso que no falte. Han dejado su zapatilla preparada, una grande que abarca más, y ya duermen felices esperando a que llegue la hora de despertarse. Mientras tanto, nosotros con la organización del día siguiente, y si queda un rato para estar en el sofá mucho mejor.

Seguir leyendo