Txontxongillo taldea:”Las marionetas ayudan a desarrollar el mundo emocional”

ENCARNI    GENUA Y MANOLO GOMEZ  PREMIOS TEATRO VICTORIA EUGENIA. SAN SEBASTIAN. 20070719. MIKEL FRAILE.

Hoy conocemos a Encarni Genua y a Manolo Gómez, dos reconocidos titiriteros miembros de Unión Internacional de la Marioneta (UNIMA) colaboradores del Centro Internacional del Títere, profesores, creadores de espectáculos, cuentos, libros y discos, que han recibido varios premios y que tienen una gran trayectoria llenando de vida a niños, a marionetas y a quienes se han interesado por aprender el Arte de la marioneta.

Contarnos algo sobre vosotros  

Somos Enkarni Genua y Manolo Gomez. Nos conocimos haciendo teatro con un grupo de jóvenes del Barrio del Antiguo, de San Sebastián hace ya 52 años. En un principio hacíamos teatro de actor, y las obras de aquella época, que eran obras de Mihura, Jardiel Poncela, Paso , etc. Nos enamoramos, nos casamos y formamos una familia de tres hijos, y con ellos llegó la idea….

…de formar

Txotxongillo Taldea…  Sí.

Y ¿cómo surgió?

Surgió con los hijos. Empezaron en la Ikastola, donde los padres y las madres estábamos muy implicados en los temas educativos y económicos. Estos centros escolares, iban naciendo con el empuje de la ciudadanía, por lo que había que hacer “de todo” y se nos ocurrió hacer una función con unos títeres que teníamos en casa. El éxito fue inmediato. empezaban en el 70,nuestro grupo nació en el 71 y no había casi nada de material en lengua vasca y todo era necesario. Enseguida corrió la voz entre otras ikastolas y en otros pueblos, de que había en San Sebastián una pareja que hacía espectáculos de títeres, en Euskera,  muy bonitos, y comenzaron a llamarnos. Nos dimos cuenta de que éramos necesarios en el panorama cultural del País Vasco y lo tomamos con toda seriedad. Lo primero fue acudir a Barcelona,  entre ellos Joan Baixas Y Teresa Calafell donde existía un Festival de Títeres y tomar contacto con aquella gente, y a continuación asistir a Charleville Mezieres, en Francia, donde periódicamente había un Festival Internacional de prestigio en el género . Y aprendimos en principio así, viendo, leyendo y poniéndole toda las ganas del mundo.

¿Hay una edad indicada para una primera toma de contacto con la marioneta?   

 Hablo desde nuestra experiencia. La primera utilización de la marioneta es ya el movimiento de la mano de la madre y del padre que juegan con el bebé que está en la cuna. La mano, el mismo sonajero, un títere de guante, sirven para comunicarse positivamente con el niño. Ahora bien, si hablamos  de un espectáculo nosotros trabajamos a partir de los 3 años incluidos, aún cuando los niños de 2 años que acuden disfrutan también y se interesan. Pero para algunos de estos niños de 2 años, puede ser una experiencia “demasiado fuerte”. La oscuridad, el ruido que meten otros niños, los aplausos… pueden asustarlos. Y eso no interesa. Si se hace un espectáculo, exclusivamente para los niños de 2 años puede funcionar. En la escuela con el grupo de clase, la edad indicada puede ser de 2 años incluso de 1 año.

¿Qué personajes son los que más suelen gustar a los niños?

Cualquiera que se utilice con habilidad y cariño. Muchas veces te llevas sorpresas. Por  ejemplo, en nuestra obra titulada “El muñeco de nieve”, en principio se suponía que el protagonista era el muñeco de nieve. Cuando la estábamos montando se nos ocurrió que participara un títere: Ipurtargi, un gusano de luz, que ni siquiera hablaba ni hacía nada, en principio, “importante”. Los niños se han enamorado de él y cada vez tiene más protagonismo. En otra ocasión, en un trabajo que yo hice en una escuela a la que acudía periódicamente con un títere, quien sin contar ninguna historia  se comunicaba con los niños. Precisamente para contestarme yo misma a esa pregunta, de qué personajes les gustan más a los niños, empecé a llevar como títere comunicador a un torito, con mal genio, que hablaba un poco brusco, que tenía mal humor, etc. En principio parecía que no tendría que conectar con esos niños de 5 años pero tuvo un éxito increíble. Un día, un niño de la clase que tenía problemas generales  de comunicación se acercó a él y le dijo: “Casimiro, ¿Sabes una cosa? Voy a tener un hermanito.” La profesora se quedó de piedra, porque esa gran noticia no se lo había dicho a nadie de la clase. El primero fue Casimiro.

¿Qué aportan las marionetas al mundo emocional de los niños?

 Las marionetas ayudan a desarrollar ese mundo emocional y son elemento importante para el desarrollo general de muchas capacidades de los niños. El desarrollo de la creatividad, de la imaginación, de la comunicación en todas sus vertientes, de la empatía… Hasta los 8 años de edad aproximadamente, los niños perciben como reales los acontecimientos que les suceden a los títeres, por lo que siempre son un elemento de alegría. A partir de esa edad, del llamado “uso de la razón” hay también otros aspectos muy positivos en la presencia de los títeres en la vida de los niños. Pero este es otro apartado que se puede completar.

¿Qué aspectos se pueden trabajar con los niños a través de las marionetas?

 Hay que tener en cuenta que los niños, de 2 a 8 años, viven en general como real todo lo que piensan y ocurre a las marionetas. Y son muy permeables a ello. Todo queda grabado en su interior. Esto sucede también en la relación entre niño y el educador. Por supuesto que se transmiten enseñanzas y conceptos, pero lo más importante que se transmite es la vida. Pongamos por ejemplo, que queremos enseñar a los niños el concepto “otoño”: lo que sucede y pasa en esa estación del año. Podemos utilizar los títeres para explicar que se caen las hojas, que comemos castañas, que sopla el viento, y los niños lo entenderán. Pero la fuerza de los títeres va más allá de todo esto.

¿Las marionetas son juego o aprendizaje?

Las marionetas son vida. Y la vida es aprendizaje. No hay que olvidar que en la Declaración de los Derechos de los Niños, junto con el derecho a la alimentación, a la vivienda, a la asistencia a la Escuela, está el Derecho a Jugar. Muchas veces nos olvidamos de ello o lo consideramos algo menor pero no lo es. El niño ha jugado siempre y en todas las civilizaciones con un ser, con otro yo, al que le da vida. Y que a través de esas historias que esos seres animados, por el mismo niño, o por otra persona, el niño aprende….a vivir. Así de sencillo y de hermoso.

¿Os parece que las marionetas deberían ser sólo para profesionales o que es positivo que los niños puedan disfrutar de ellas en su hogar?

Las dos cosas son válidas. Para empezar me parece que es positivo que el niño juegue en su hogar. A lo que sea. Y que juegue con sus padres. En ese jugar “a lo que sea”, dejo fuera ese juego adictivo que ya se ha implantado en nuestra sociedad y que se trata de las maquinas, o maquinitas, o pantallas, todas ellas enchufadas a una red eléctrica, en vez de a personas, y que están transformando las relaciones humanas en un camino difícil de ver a dónde nos dirige. Todos los adelantos científicos son interesantes, pero yo francamente estoy preocupada por el grado de dejadez de los responsables de la educación de los niños en este aspecto.

¿Puede un padre utilizar una marioneta como herramienta para mejorar la relación con su hijo?

Por supuesto. Lo mismo que puede utilizar un parchís, un balón, unas ramas para hacer una chabola, una cuerda para saltar, unos patines para correr,  una bici, un cubo y una pala para hacer castillos en la arena, unas pinturas para pintar, un poco de arcilla para modelar, unas cartas de naipes, un puzzle, unos libros, un ir al teatro, un escuchar música. En resumen, que cuanto más jueguen un padre y una madre con sus hijos, seguro que su relación mejorará.

¿Nos daríais algún consejo para aquellos que se quieran iniciar en el mundo de las marionetas?

 En primer lugar ver espectáculos de marionetas. Viendo se aprende lo que nos gusta y lo que no, y vamos estableciendo criterio. Cada día hay más libros que nos hablan de la utilización y fabricación de títeres. Hay que buscarlos. Pueden ser de utilidad. De cara a los profesionales, existe en el mundo una asociación llamada UNIMA, Unión Internacional de la marioneta. En España se llama UNIMA Federación España, y está dividida en Autonomías. Organizan diversos cursos a lo largo del año para enseñar diferentes facetas del Arte de la Marioneta. De cara a los padres, se trata de encontrar tiempo y….lanzarse a jugar. Los niños también nos pueden enseñar.

¿Qué se siente al ver los rostros de  los niños llenos de emoción ante una actuación?

Pues que somos unos afortunados. Y que ejercemos uno de los oficios más bonitos del mundo. Yo me enfado con algunos profesionales que protestan porque “dicen” que el Arte del Títere no está bien valorado, que somos los hermanos pobres del teatro, etc. etc. Yo la verdad es que no me siento ni pobre, ni minusvalorada.  Estoy encantada de ser titiritera.

¿Tenéis prevista alguna actuación para aquellas personas que se quieran acercar a veros?

 Lo mejor es que nos llamen por teléfono y se pongan de acuerdo con nosotros. Si son del País Vasco no es difícil. Frecuentemente estamos actuando en cualquiera de las Escuelas de nuestro País.

Muchísimas gracias Encarni y Manolo, por acercarnos al mundo del títere, y por transmitirnos la importancia de jugar con nuestros hijos, y de entender las marionetas como un recurso para nutrir el mundo emocional de nuestros hijos. Un abrazo, y hasta pronto.    

firma2

Te podría interesar.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*