¡Adultos! respetad a mi hijo. Te dice NO

Esta semana he recibido la siguiente consulta: “Debo tener un hijo que llama la atención porque hay veces que voy con él a la calle, y hay gente que se le acerca, que se le arrima… demasiado. Puede ser por ejemplo en la cola del supermercado, mientras estoy poniendo las cosas en la cinta para pagarlas. Es frecuente que quien está detrás esperando, se arrime a mi hijo para hacerle “la gracia”, para tocarle la cara… Y es una situación tensa, porque mi hijo no le conoce y no le gusta. ¿Cómo puedo resolverlo?”.

Seguir leyendo